colocacion baldosaLas baldosas usadas para revestir pisos o paredes  suelen romperse, aflojarse o sufrir algún golpe, lo que hace que les salte la cerámica. En ese caso, seguramente debemos cambiarla por completo.

Una baldosa agrietada o directamente rota es algo muy antiestético, y, además, puede ocasionar caídas y accidentes.  No es necesario llamar a un experto, podemos hacerlo nosotros mismos.

El procedimiento para cambiar una baldosa, loseta, cerámico o azulejo, es más sencillo de lo que parece. Solo hay que tener la suficiente precaución como para que al retirar la baldosa deteriorada o rota, no dañemos las que la rodean.

Antes de nada ten en cuenta que el cambio de una baldosa debe realizarse por encolado, bien mediante un pegamento espeso especial para baldosines, o bien a través de cemento cola; que se obtiene mezclando polvos preparados con agua. Si el suelo es regular, allanado con cemento, la mejor solución es esta última. Recuerde que debe aplicar la cola sobre el suelo ayudándose siempre de una paleta. También necesitará un cincel de albañil y un martillo pequeño.

Para cambiar la baldosa rota siga los siguientes pasos:

1. Rompa por completo la baldosa a sustituir. Para ello, debe golpearla suavemente, por el centro, en sentido transversal y con un cincel de albañil, de unos 2 cm. de ancho.
2. Cuando este totalmente rota, retire los trozos intentando que no quede ninguno, por muy pequeño que sea.
3. Limpie escrupulosamente la zona sobre la que estaba colocada la baldosa.
4. A continuacion elimine todo el mortero seco que quede en el hueco. Es aconsejable hacer esta operacion con cincel y martillo. Para no profundizar en exceso, coloque el cincel a 45º.

suelo-baldosas15. Retire los pequeños trozos para dejar el hueco limpio de restos.
6. Introduzca en agua fria la baldosa nueva que va a colocar.
7. La siguiente operacion debe ser la de humedecer el espacio que ha quedado al eliminar la vieja baldosa.
8. Llene el hueco con pegamento.
9. Coloque sobre el pegamento un bramante o un hilo fuerte atravesado.

10. A continuacion introduzca la baldosa en su ubicacion. Para ello, primero debe alinearla a lo largo y despues dejarla caer sobre el hueco.
11. Compruebe que queda nivelada con las baldosas de alrededor. Si tuviese que añadir pegamento, tire del hilo por los extremos, retire la baldosa y vuelva a extenderlo por las zonas en que falte.
12. Una vez nivelada la baldosa, apoye una mano sobre ella y con la otra tira del hilo cuidadosamente para retirarlo.
13. Para asentar la baldosa, sujetela con una mano y golpeela suavemente con el mango del martillo. De este modo, conseguira repartir el pegamento por igual en toda la baldosa.
14. Con unos guantes puestos, repase los bordes y alise el sobrante del pegamento.
15. Para finalizar limpie con la esponja todos los restos y deje secar el pegamento.



Comentarios

comments