installtilefloorInstalar en nuestras casas pisos de vinilo es uno de los proyectos de mejoras para el hogar que está dentro de nuestra  capacidad .  Puede parecer un poco intimidante al principio, pero una vez que haya hecho una sola habitación, tendrá la confianza necesaria para poder hacer frente a casi cualquier trabajo de piso de vinilo. 

Estos pisos poseen una gran durabilidad, son muy resistentes al agua, y están delante de los pisos laminados, de madera dura y de los mosaicos, ya que amortiguan las pisadas en mayores proporciones.

En el mercado hay diferentes clases de pisos de Vinilo , disponibles para cada gusto. Los materiales de pisos Vinilo vienen en hojas y baldosas. Sus hojas vienen en un rollo de 6 a 12 pies de ancho que se corta y se ajustan a la preferencia del comprador.  En cuanto a las baldosas de los pisos de vinilo vienen cortadas de fabrica, son más fáciles para instalar, vienen con dimensiones iguales de 12 a 18 pulgadas, con un grosor invariable, con la tarea de darle al piso una buena imagen.

4622901564 b9ce557c63 Las losetas de Vinilo, resistencia y flexibilidad para tus pisos.

El piso de vinilo se pueden colocar sin problemas sobre el suelo que ya existe. El vinilo en mosaicos  se fija con pegamento, aunque los hay autoadhesivos.  Los de rollo puede ser un poco más complicado de instalar por su tamaño.  Por eso te aconsejamos que si vas a colocar tú mismo el piso, elijas las baldosas autoadhesivas o las que se fijan con cola. Para estas últimas te harán falta algunas herramientas y accesorios como: cinta métrica, pegamento, cúter y una buena escuadra de 90º.

Lo primero es retirar todos los muebles y preparar la superficie del piso que va a quedar debajo (concreto, madera, etc.). Debes comenzar por limpiar bien el suelo, retirando todo rastro de polvo o arenilla.  Controla que esté lo más parejo posible, para que no queden imperfecciones en el nuevo suelo.

No coloques los mosaicos si hay algún calefactor encendido en la habitación, ya que el calor puede alterar el material. Retira las losetas o baldosas de sus cajas con 24 horas de anticipación y colócalas en algún lugar plano.

Pisos vinilo

Ahora, puedes comenzar a colocar las baldosas. La primera se debe ubicar en el centro exacto de la habitación, para eso nos ayudaremos con la escuadra.  Marcamos el lugar, distribuimos la cola y situamos el mosaico encima.

Seguimos colocando el resto del suelo, colocando cada loseta bien junto a la otra, apretando con la mano y luego, si tenemos uno, con un rodillo especial para este trabajo.

Cuando lleguemos a la pared, cortamos las baldosas con ayuda del cúter, realizando esta tarea con mucho cuidado. Si no tienes practica, es conveniente hacer un molde de papel del tamaño exacto que debe tener la loseta, colocas este molde sobre la misma y procede a cortar cuidadosamente con ayuda del cúter.

No debes pisar durante las 48 horas siguientes, ya que quedarán huecos entre las losetas, ni tampoco permitir que queden burbujas debajo. Siempre que calcules la cantidad de baldosas de vinilo a usar, debes adquirir un poco más, ya que será útil cuando necesites cambiar alguna parte que se ha dañado.